La mujer trabaja tanto como el hombre, pero ¿el sistema laboral protege a ambos por igual?

En Estados Unidos, la mujer latina gana casi la mitad de lo que gana un hombre estadounidense por realizar el mismo trabajo. Muchas veces, para obtener un salario digno, las mujeres deben trabajar varias horas extras y, aun así, no obtienen un ágp justo por su trabajo. Estas largas jornadas laborales pueden afectar la salud gravemente, con mayor razón la salud de aquellas que están embarazadas. Sin embargo, las futuras madres en el entorno laboral deben saber que la ley está de su lado y las respalda.

Muchas mujeres temen comunicar en sus espacios de trabajo que están esperando un hijo por miedo a ser despedidas o a no ser tomadas en cuenta para un nuevo puesto. Sin embargo, esto no debería de ser una preocupación para ellas. En el año 2017, el gobernador Charlie Baker de Massachusetts estableció que es ilegal no contratar o rescindir el contrato de una trabajadora solo por el hecho de que esté embarazada. 

Estar esperando un bebé no inhabilita a las mujeres de seguir realizando sus tareas, y la empresa deberá encontrar arreglos provisorios temporales. Una opción viable es transferir temporalmente a la trabajadora a una posición menos exigente. Asimismo, el empleador debe asegurar un entorno saludable y suficientes recesos para que el trabajo no afecte en la salud de la futura madre o del bebé. Las empresas deberán acompañar a la mujer durante la gestación de esta manera, y no brindarles tareas que podrían poner en riesgo su bienestar. Si la compañía las obliga a ejercer labores fuertes o riesgosas, esto podría causar una complicación en su embarazo e incluso poner en riesgo la vida de ambos.

Es importante comprender que, si la mujer embarazada ha sufrido un accidente por ejecutar una actividad contraindicada, la compañía deberá hacerse responsable por los daños causados. Dicha compensación laboral es de índole económica, y deberá ser suficiente para cubrir los gastos médicos que puedan surgir por la negligencia de la empresa, así como cualquier daño adicional.

Desde Tu Comunidad Legal, queremos hacerles saber que no están solas y que las leyes están de su lado. Si esto te ha sucedido a ti o a alguna compañera de trabajo, deben presentar una demanda para hacer justicia. Además, crear consciencia sobre esto, ayudará a evitar que otras futuras madres trabajadoras tengan que atravesar la misma situación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *