Una oficina puede parecer un lugar seguro, pero a pesar de que el ritmo laboral en oficina es aparentemente mucho más lento y tranquilo, también requiere un gran esfuerzo por parte de los empleados. Adicionalmente, las jornadas laborales de 8 horas obligan a los trabajadores a estar muchas horas sentados frente a un dispositivo electrónico. Esto puede resultar en problemas de salud debido al sedentarismo al que estos se ven expuestos.

Si bien se recomienda hacer ejercicio para compensar el tiempo que se pasa sentado, también hay lesiones propias del trabajo realizado como lo es el Síndrome del Túnel Carpiano. Dicho síndrome corresponde a la sensación de debilidad, entumecimiento y hormigueo en las manos. Esto puede ser ocasionado por la cantidad de horas que invertimos tecleando frente a la computadora, o por el manejo del ratón por periodos de tiempo largos. Otro de los problemas comunes e invisibilizados por los empleados es el estrés, el cual es una enfermedad silenciosa que ataca a la gran mayoría de los trabajadores. Sin duda, el estrés puede desencadenar graves problemas de salud mental, los cuales afectan a la psiquis del empleado.

Entonces, ¿cómo puede mi empleador compensar el daño sufrido en mi jornada laboral?

Sabemos que a veces las aseguradoras pueden complicar o retrasar los reclamos, sin darle la importancia que corresponde a los casos, es por ese motivo que estamos aquí para ayudar a quienes lo necesiten. En Tu Comunidad Legal, queremos no solo informar, sino que también acompañarte en todo el proceso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *